Prepárate para la primavera

23 de febrero

SALUD Y BIENESTAR

Aunque nos parezca aún lejana la entrada en la primavera, la verdad es que la tenemos a la vuelta de la esquina. Personalmente, y aunque considero que es una estación preciosa, además de la estación en la que nací, es para mi una estación un tanto complicada de encarar ya que me afecta a sobre manera en el campo físico y emocional.

10487204_10152511497873114_2800132632414323227_n

Las que me seguís hace tiempo sabéis que sufro de astenia primaveral (ver AQUÍ información) y esas semanas en las que lo padezco son un tanto complicadas. He aprendido a vivir con ello y meses antes ya me preparo para afrontarlo de la mejor manera posible. Resumiendo y explicándolo de una manera sencilla, la astenia es una pérdida de fuerzas físicas y emocionales (agotamiento, sueño, decaimiento, inapetencia, …) debida a la adaptación y esfuerzo que tiene que hacer nuestro cuerpo al cambio de horas de luz y temperaturas cambiantes propias de la primavera. Hay quienes tienen la suerte de no experimentarlo, otras personas lo experimentan levemente pero sin afectarles en su día a día, y luego hay personas que son más sensibles y lo pasan un poquito peor. Es especialmente latoso cuando eres una persona activa, inquieta y positiva, y de repente te ves con estos síntomas.

1962601_10153131924383114_3827960960983469573_n

La primavera es una estación de renacimiento, revolución, floración, … y aunque es una estación ligada al crecimiento de la energía, la alegría y la fuerza, la transición de los meses de frío y recogimiento a los meses de explosión y luz no es siempre fácil.

Durante el cambio de estación nuestro organismo puede encontrarse revuelto y resentirse así que hoy quiero dejaros unas pautas muy sencillitas para hacer que esa transición sea más llevadera y cuidemos así nuestra salud, nuestra mente y nuestro cuerpo.

* Creo que no hay nada nuevo si os digo que debemos seguir una alimentación en la que primen las frutas y las verduras. La primavera nos ofrece una buena cantidad de frutas coloridas y apetecibles!

Para la transición a la primavera nada mejor que llevar una dieta más ligera, menos pesada y consistente que la de invierno.

* Acuérdate de beber líquidos durante toda la jornada. Lo ideal es beber de 1,5 l a 2 l. A mi es algo que me cuesta horrores, pero a pesar de ello me obligo a hacerlo. Me pongo hasta notas por todas partes. La ingesta de líquidos, fruta y la práctica de deporte son los tres pilares básicos para el buen funcionamiento de nuestros intestinos y evitar el indeseado estreñimiento tan propio de las mujeres.

 

Márcate una rutina y unos horarios y respétalos. Si eres de las que como yo sufre de astenia primaveral, este es un punto importante. Intenta levantarte, comer y acostarte siempre a la misma hora, descansa todo lo que puedas o mejor dicho, lo que te pida el cuerpo.

Organízate para evitar caer en el estrés y la ansiedad que conlleva el no saber para dónde tirar.

tumblr_nocysuiQk81r26rboo1_540

No al sedentarismo, Sí a la vida activa. Los días empiezan a ser más largos y la temperatura es más agradable, así que aprovecha para salir a hacer ejercicio al aire libre. Puedes calzarte los patines o las zapatillas para correr. Quizás eres más de bicicleta, o quizás te basta con vestir ropa cómoda, ponerte los cascos y salir a pasear. Sea lo sea estará bien , lo importante es no quedarse sentada.

* Busca un momento para ti para practicar un par de ejercicios de relajación.

* Escápate a la montaña, respira aire puro y disfruta de los bonitos colores y olores que nos da la naturaleza. Es una recarga de pilas asegurada!

4 COMENTARIOS

Compártelo

¿Te ha gustado? ¡Pues muchas más cosas te estan esperando! ¿Te animas?

4 COMENTARIOS;

  1. Carmen

    Laura, es como si estuvieras describiéndome, sufro lo mismo y hay momentos que se hace muy cuesta arriba. Tus consejos son esenciales y los sigo uno a uno.
    Bs.

    Reply
  2. patricia

    Le pasa a tanta gente y no sabe que le está ocurriendo…yo no sé si tanto como tú pero lo sufro. Gracias por volver por aquí…sabes que lo echaba de menos. Mil besos

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *